Conoce las posturas más placenteras del kamasutra

Antes de empezar con la descripción de las posturas más placenteras del Kamasutra, es importante recordar que por parte del cuerpo de la mujer, el clítoris es el único órgano que se ha hecho sólo y exclusivamente para el placer beeg. Además, cuenta con el doble de terminaciones nerviosas que el pene y cuyas raíces rodean la vagina.

En la medida en que se consigue estimular el clítoris, de ese mismo modo se va a poder mejorar la experiencia de una relación sexual y por lo tanto que sea más placentera. En ese sentido, la elección de una postura termina por ser clave.

Posiciones más exitosas del kamasutra

  • Misionero – Es una de las clásicas, pero esto no significa que se deba pasar por alto. Una de sus ventajas es que los cuerpos se unen entre sí lo que ocasiona que se disfrute el clítoris de un modo cómodo y que la mujer pueda controlar el movimiento de su cadera. Si se quiere aumentar la presión, se puede colocar un cojín por debajo de los riñones para que se eleve la pelvis.

  • Unión del loto – Es una posición que gusta a las mujeres porque se pueden mover hacia delante y atrás, además de en círculos. Es una muy buena opción para disfrutar el clítoris con el cuerpo de la pareja e ir acariciándose con la mano durante la penetración.

  • Posición de Andrómaca – Es una postura con la cual se asegura desde el primer momento que se estimule el clítoris en todo momento. Vale la pena resaltar que en este caso es la mujer la que controla el ritmo, velocidad y la presión de toda la relación.

  • Viñas enlazadas – La clave en esta postura del kamasutra está relacionada con el control de la presión y el ritmo por parte de ella. Se puede tener en cuenta que existe toda la posibilidad de estirar las piernas, colocar una entre las dos piernas del hombre y de rodear el cuerpo o separarlas y acariciarse por cuenta propia.

  • 69 – Es una de las más conocidas y es muy bien vista por que en este caso las caricias se realizan con la lengua, motivo por el que ambos se van a ver estimulados gracias a los movimientos de esta parte del cuerpo. Además, cuenta con la ventaja de posibilitar cierto tipo de movimientos, presiones y ritmos que son difíciles de conseguir por otros medios.

  • Alegre fénix – Es una postura en donde se consigue una penetración profunda y en la cual la mujer consigue frotar su clítoris contra el pubis y el vientre del hombre. Asimismo, la colocación de las piernas del hombre modifica la profundidad del movimiento.